Hace tiempo que mi madre me regaló una yogurtera y después de hacerla servir unas cuantas veces se quedó de descanso indefinido en el armario.

La verdad que los intentos de yogures caseros no tuvieron mucho éxito pues o muy ácidos o muy líquidos pero también es verdad que no busqué demasiada información para arreglar el "problema".

Pues después de unas cuantas vueltas por foros y blogs me lanzo otra vez en la experiencia de los yogurts home made.

Yogures de miel y canela

  • 1 litro de leche entera
  • 4 cucharadas soperas de miel
  • una pizca de canela
  • una pizca de jengibre
  • 1 yogurt natural

Poner la leche en un cazo y añadir la miel y las especies, calentar hasta que la leche empieze a temblar pero no a hervir. Añadir el yogurt y mezclar bien. Poner en los botes de la yogurtera y dejarlo unas 8 horas en ella, luego pasadas 2 horas en la nevera ya se pueden comer.

Tienen un delicioso sabor dulce y especiado, y de textura bastante cremosos y cuajados.